La carne de buey Black Angus está considerada una de las mejores del mundo, reservada para paladares privilegiados.

Originaria de Escocia, esta raza empezó a exportarse a los Estados Unidos, Argentina y Uruguay a finales del siglo XIX. Los animales pueden ser de piel negra o rojiza y una de sus características más significativas es que no tienen cuernos.

Se crian en libertad, en extensos pastos durante el primer año o año y medio. Después reciben una alimentación basada en cereales y sobre todo maíz que provoca una gran penetración de grasa en los hombros de los animales. Como consecuencia de esto producen una carne muy tierna y jugosa y con un buen porcentaje de grasas insaturadas, es decir, bajas en colesterol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *