Fases para cocinar un chuletón a la plancha espectacular

Esta semana os vamos a dar las claves para cocinar un chuletón a la plancha en vuestra propia cocina, sin necesidad de parrillas o barbacoas. Seguiendo estos pasos, podréis conseguir un resultado espectacular para daros un homenaje cualquiera de estos días!

¿Preparados para sorprender en casa con una receta fácil, rápida y con un resultado inolvidable? Ponte el delantal, ¡allá vamos!

Como siempre, lo más importante es conseguir un corte de carne de la mejor calidad, como la carne dry-aged de buey y vaca que puedes conseguir en nuestra tienda online o en nuestro punto de venta (Felip II 162 de Barcelona).

Prepara la carne con tiempo

Un chuletón ha de ser de un grosor aceptable, para que luego al cocinarlo, nos resulte tostado por fuera y tierno/rosado en su interior. Lo recomendable son unos 5-6 cm. de grosor.

La pieza de carne dry-aged debe de estar atemperada, y no venir directamente del frigorífico. Sácala al menos dos o tres horas antes de cocinarlo y tápalo bien con papel de plástico. Así evitamos también que oxide al contacto con el aire, para que esté a temperatura ambiente cuando la pongamos en la plancha.

Para la cocción, 2 opciones

Para ambas opciones, usaremos un poco de grasa de la pieza de carne, para engrasar la plancha por la zona donde cocinaremos el chuletón.

Aunque el instrumento ideal para preparar la carne en una cocina de gas o vitrocerámica es una plancha, también se puede hacer perfectamente en sartén. Lo importante es que esté lo más caliente posible. Se empieza a quemar en torno a los 200 grados, así que, lo ideal es echar la carne justo antes de que se alcance esa temperatura.

Opción 1

Colocamos la carne en a la plancha que tendremos muy caliente, primero a fuego muy fuerte que se haga costra por las dos caras (dos minutos más o menos por cada lado), después bajamos el fuego y la dejamos unos ocho minutos. Apagamos y dejamos reposar 30 minutos.

En el momento de comer ponemos la plancha a tope, cuando este muy caliente añadimos la chuleta y calentamos para conseguir de nuevo la temperatura ideal para comer.

Opción 2

Necesitamos la plancha a temperatura alta para cocinar en condiciones nuestra carne. De esta manera se tostará por fuera y quedará tierno por dentro. La carne debe hacerse siempre primero por un lado y luego por el otro, ya que pasando cada cara varias veces por la plancha,  hace que la pieza pierda toda la jugosidad.

Retiramos la carne de la plancha y la tapamos con un paño limpio durante un par de minutos antes de servir. De esta manera cogerá más jugosidad

Y, ¿cuando ponemos la sal?

Hay muchas teorías en torno a la sal, hay quien prefiere echar la sal antes de empezar con la cocción de la carne, hay quien la pone cuando damos la primera vuelta al corte y quien prefiere hacerlo cuando la pieza está ya emplatada.

Realmente, no existe una ciencia exacta que indique cuando es mejor ponerla, todo depende de la experiencia de cada uno, lo que sí se recomienda es utilizar sal gorda o en escamas.

Ahora ¡a comer!

Cuando el chuletón de carne de vaca o buey dry-aged ya esté cocinado, lo colocamos sobre un plato o piedra caliente, ya que el chuletón es algo que se enfría con mucha facilidad, lo cortamos en tiras, o puedes dejarlo entero si lo prefieres.

El punto de cocción es cuestión de gustos y varía mucho en función del grosor de la pieza. Si alguien prefiere la carne muy hecha, la opción de la piedra caliente es ideal, ya que permite terminar de cocinar su porción al gusto.

Finalmente, le ponemos sal gorda o en escamas por encima y ¡A disfrutar!

Deja un comentario