Tips para una cocción perfecta de la carne dry aged a la parrila

Las reuniones familiares y de amigos tienen muchas veces como protagonistas las brasas de la barbacoa. Hoy te vamos a dar algunos trucos imprescindibles para convertirte en el maestro de las barbacoas para que tus parrilladas y asados sean las mejores en cualquier época del año.

En The Butcher Society queremos que consigáis el punto de cocción perfecto, el mejor sabor y así sorprendáis a vuestros invitados o os deis un buen homenaje, por eso hemos preparado los 5 pasos necesarios para conseguirlo! ¿Estás preparado?

1. Elige el mejor corte para la parrilla

El primer consejo y más importante, busca la carne de mayor infiltración y cobertura de grasa, como nuestros cortes de buey y vaca dry aged con 30-60 días de maduración o las dry aged de 60 – 90 días de maduración. Un proceso de maduración con bloques de sal del Himalaya que extrae la humedad de la carne, por lo que su sabor se concentra.

2. Las brasas perfectas

Para poder asar carnes a la barbacoa, es esencial conseguir buenas brasas. Podéis hacerlas partiendo de leña o de carbón. Calcula unos 40 minutos para conseguir unas brasas antes de cocinar la carne. La paciencia es un elemento necesario. Enciende el fuego, ayúdate de papel, pastillas de encendido o si tienes piñas de pino, que te ayudarán a que el fuego prenda rápido y de forma estable.

Una vez se van formando las brasas, sigue alimentando la barbacoa con la leña o trozos de carbón que vayas a necesitar para cocinar la carne. Las brasas están en su punto cuando tienen un color gris o blanquecino, no cuando están en color rojo vivo.

Para hacer la prueba, coloca cuidadosamente la palma de tu mano a unos centímetros de las brasas calientes. Cuenta el número de segundos que puedas sostener tu mano en esa posición antes de que tengas que retirarla por el calor. Para una temperatura media, deben de ser aproximadamente 4 segundos.

3. Vigila la preparación de la carne

Preparar la carne para su asado posterior es una labor sencilla que marcará la diferencia cuando la pongamos sobre la parrilla, por eso, no olvides tener la carne a temperatura ambiente al menos una hora antes de asarla. Puedes tener la carne cerca de las parrillas para que las piezas vayan sudando, pero no ponerla sobre ellas mientras se van haciendo las brasas.

Para evitar llamaradas, quita cuidadosamente la grasa de los cortes para asar, dejando sólo una pequeña capa de grasa para preservar los jugos naturales.

Si quieres aromatizar la carne, puedes meter alguna hierba aromática como romero o tomillo en los laterales de la barbacoa para que estas hierbas den un toque a la carne.

Frota 1/2 cucharada de sal y pimienta negra machacada en ambos lados del filete y déjalo reposar a temperatura ambiente durante 15 a 20 minutos mientras se calienta la parrilla.

4. Poner la carne en el asador

Coloca las piezas en la parrilla y deja que se asen tranquilamente. En las zonas con menos calor, más alejadas de las brasas puedes ir poniendo las próximas piezas que vayas a asar. No toques la carne ni le des vueltas continuamente. Deja que se vayan haciendo tranquilamente y dales la vuelta solamente cuando ya estén en su punto.

Cocina cada lado del filete a fuego directo durante 4 a 7 minutos, dependiendo de la cocción deseada. Consulta la tabla de cocciones que te facilitamos a continuación para conseguir el punto perfecto!

Antes de degustar este delicioso plato, déjalo reposar un poco y ¡A disfrutar!

Deixa un comentari