Sorprende este San Valentín con un chuletón dry-aged al horno

El próximo martes es 14 de febrero, Día de San Valentín. Desde The Butcher Society os queremos compartir esta receta de Chuletón al horno en cocción lenta para sorprender a vuestro/a enamorado/a con una comida o una cena a la altura de vuestro amor.

¿Preparados? ¡Manos a la obra!

Para empezar, recuerda que lo más importante en una receta es la materia prima, por lo que escoge el mejor corte de carne para lograr el mejor resultado e impresionar a tu pareja en el Día de San Valentín. En nuestra tienda online encontrarás el corte perfecto!

Es aconsejable comprar una pieza de un kilo aproximadamente, preferiblemente de carne madurada de vaca o de buey, el intenso sabor de esta pieza no se os olvidará nunca.

Hoy es presentamos una alternativa a la siempre acertada opción del uso de la Barbacoa. Una de las formas más sencillas de preparar esta pieza para que quede perfecta el Día de San Valentín es usando el horno, dejando que la carne se haga lentamente hasta quedar en su punto.

Preparación

  • El primer paso antes de asar cualquier pieza de carne es sacarla de la nevera y tenerla a temperatura ambiente al menos 4 horas antes para que en el momento de ponerla al fuego el calor llegue a toda la pieza.
  • Calentar el horno a 120ºC con calor arriba y abajo.
  • Preparar la bandeja donde se va a trinchar y servir y los platos de los comensales calientes para evitar una pérdida térmica que haga que el chuletón este frio antes de acabar.

Cocción

  • Cortamos un trozo de la grasa del chuletón y lo ponemos en la parrilla, esperando a que se funda.
  • Dorar el chuletón. Con la parrilla muy caliente, será suficiente con dejarlo un minuto y medio por cada lado para marcarlo bien.
  • Una vez el horno a temperatura (esto lleva entre 10 y 15 minutos en cualquier horno) poner la rejilla con el chuletón en el horno con una bandeja por debajo para recoger las gotas que caigan

Para realizar este tipo de recetas y conseguir el punto deseado de cocción de la carne, lo ideal es contar con un horno con sonda que te permite controlar la temperatura interior de la carne.

En caso de tener sonda, la temperatura interior según el punto de la carne es:

  • Poco hecha a 50ºC
  • Al punto entre 52 y 54ºC
  • Muy hecha, cocinar más una vez cortada para que no se reseque

Si no tenéis sonda, podéis usar un termómetro probando de vez en cuando para controlar la temperatura. Como referencia:

  • 1h – 1:15h con el horno a 120ºC para tenerlo al punto.

Presentación

Al asar la carne lentamente a baja temperatura, conseguimos una cocción muy uniforme que no reseca tanto el producto y una textura tierna que se corta fácilmente y se mastica sin ningún problema.

Una vez hecho, sacarlo poner sal gorda o sal de maldon y cortamos el chuletón de forma perpendicular al hueso, que separamos también, y llevamos a la mesa, incluso en la propia fuente en que lo hemos horneado.

¡Y ahora sí! ¡Todo preparado para enamorarlo/a aún más este San valentín!

Deixa un comentari